Se hace camino al andar

  • Torre del Homenaje   •  12 de Febrero de 2014

La Asociación de Amigos de Moya no ha cesado de caminar desde la fecha de su fundación. Tiene -tenemos ya- un camino recorrido jalonado de algunos éxitos y también de no pocos fracasos. Seguimos, no obstante, haciendo camino que es como sembrar, con esfuerzo e ilusión, esperando, con cierto fundamento, nuevos logros pese a las múltiples dificultades que nos acechan. Pera como el beneficiario, en exclusiva, de nuestros afanes y el de otros que, unidos o en paralelo, realizan meritorias y semejantes tareas, es Moya, ¡todos! ¡todo! lo damos por bien empleado junto con nuestra bienvenida y aplauso.

Moya, la otrora “de las ruinas”, “monumento patético del olvido”, durante muchas décadas, hoy gime y clama -una vez más-, y expone sus pétreas heridas en uno de sus más queridos monumentos emblemáticos: La “TORRE DEL HOMENAJE”. Los augurios fijan ya un límite a su ruinosa y efímera vida. Hace tiempo (más del esperado) que está en el túnel de la muerte (es un hecho público, notorio e histórico), negándose a morir, esperando (con pérdidas diarias de sus piedras históricas) a que, como dice un entrañable amigo de Moya y nuestro, llegue una mano amiga que la repare para poder subsistir.

¡Llega! ¡Llegará! ¿Llegó? ¿Será éste el “ardiente soplo de una civilización nueva”, del que ya se hablaba en el siglo XIX? A veces más bien nos parece que son sueños. ¡Pues soñemos!, como nos pide el poeta Federico Muelas. Creemos, al menos desde 1980, que este es ese esperado “ardiente soplo” capaz de mover los hilos de un mejoramiento notable del patrimonio moyense.

¡Sigamos caminando!

Descarga el PDF de la revista 39 de Moya

Web patrocinada por:

Castilla-La Mancha
Turismo de Castilla-La Mancha
Fondos FEDER
2018-08-09T10:38:36+00:00